Arte BS

Emili Bosch Roger

Barcelona 1894 — 1980

Reconocido en la historia del arte catalán como un notable paisajista, Bosch Roger insistió en sus obras en los temas barceloneses y creó, a partir del fauvismo y el postcézannismo, una dicción peculiar. De joven trabajó como ayudante de escenógrafo, lo que le fue útil al enfrentarse más tarde a las perspectivas urbanas. Formó parte, al igual que Rafael Benet, de la generación de 1917, y fue uno de los fundadores de la Agrupación de Artistas Catalanes, junto con Miquel Muntané, Pere Daura, Pere Farró, Ferran Mussons, Josep Girbal, Francesc Vidal Gomà, Agapit Vidal Salachs, Josep Salvà y Jaume Vila. El grupo se desintegró en 1920, pero, a pesar de ello, hubo toda una serie de características estéticas comunes que seguirían practicando en su trabajo individual. Otras formaciones parecidas, como los Evolucionistas, nacieron durante aquellos años.

Después de una primera etapa en la que predominaban en su obra temas más rurales tratados con un realismo esquemático y en los cuales el cézannismo no es tan evidente como en otros pintores coetáneos, vino una etapa en la que la realidad de la ciudad, fabril y suburbial, que ha tenido en él a uno de sus máximos intérpretes, fue reflejada en los aspectos más populares de Barcelona con un estilo flamante que, ya en los años treinta, adquirió una personal fugacidad. Pintó igualmente en otros sitios de Cataluña, como Tossa y Ripoll, y los pueblos pequeños, aunque carecían del pintoresquismo de los ruralistas ochocentistas y eran tratados con sobriedad, también formaron parte de su repertorio pictórico.

La exaltación de la luz, conseguida mediante la utilización de tonos contrastados yuxtapuestos con un trazo rápido y nervioso, hace de Port de Barcelona un ejemplo característico de su estilo.

  • Emili Bosch Roger Port de Barcelona  1948
    Óleo sobre lienzo
    88 x 105 cm