Arte BS

«5 fotógrafas en la Colección Banco Sabadell», nueva exposición en Alicante

La Colección ha inaugurado la nueva exposición «Cinco fotógrafas en la Colección Banc Sabadell», que puede visitarse del 16 de abril al 16 de mayo de 2021 –en el marco del festival PhotoAlicante 2021– en el Auditorio Banco Sabadell de Alicante.

Las cinco fotografías de Hannah Collins, Cristina de Middel, Isabel Muñoz, Montserrat Soto y Mayte Vieta tienen tanto que ver con la idea como con la imagen: son representaciones del objeto o del sujeto, que han percibido las fotógrafas y que han permanecido en sus mentes.

La visión de Hannah Collins de la ciudad de Barcelona, una fotografía del año 2006 perteneciente a la serie True Stories, es omnisciente y meditativa, un instante de comprensión de la ciudad volando sobre sus vicisitudes.

Por su parte, Cristina de Middel nos sitúa en la playa de Ouidah, en Benín, un estado de África Occidental donde se halla la presencia divina de Èsû, que puede traducirse por esfera, la representación del infinito según la religión yoruba.

En el caso de Isabel Muñoz, el lugar es el cuerpo y, en esta serie (Mevlevi), el cuerpo en una ceremonia giratoria de danza y meditación turca, de ascendencia espiritual hacia la verdad y de éxtasis místico.

De la mano de Jorge Luis Borges, Montserrat Soto nos traslada al infierno de Dante; en este caso, un infierno inmerso en una nebulosa de verdes y azules, sin negros, como aquel que el Borges ciego afirma que es capaz de adivinar. Paisajes conocidos y recordados, depositarios de todos los miedos, un lugar de desesperanza.

Por último, Mayte Vieta se retrata maravillada ante el absoluto esplendor de la naturaleza, en lo que parece una nueva versión del Monje junto al mar, de Caspar David Friedrich, y de la sublime experiencia del paisaje.

La ciudad, la naturaleza, el cuerpo y el infierno… diferentes lugares, reales o imaginados, en los que se pone en juego la fuerza de las cosas: la realidad mítica y religiosa, los sueños vividos, lo sobrenatural y misterioso, el conocimiento y el deseo del todo. Imágenes dispares recorridas, sin embargo, por un signo indescifrable que hace sentirnos partícipes del mundo y pertenecientes a este, aunque solamente sea por un breve instante.